Como tener descuentos de pagarés como particular

¿Qué son los descuentos de pagarés entre particulares?

Un pagaré es un documento en el cual se establece el compromiso que asume una persona para hacer una pago a un segundo participante, al cual se conoce como tenedor o beneficiario, al cual se le debe cancelar cierta cantidad de dinero en un periodo de tiempo determinado.

Los descuentos de pagarés representan una herramienta de financiación bastante usada actualmente por las personas que no tienen una actividad económica y que no poseen carácter jurídico, ya que representa una manera de financiación en la que se puede optar por vender el pagaré a otra persona.

Ahora bien, un pagaré entre particulares brinda la oportunidad de aplazar el pago para así poder acceder a liquidez en dicho periodo, pues gracias a los descuentos de Pagarés se reduce el riesgo de caer en impago y de producir un adelanto del cobro.

¿Qué se debe tomar en cuenta para suscribir un pagaré?

A pesar de que los pagarés representan un herramienta jurídica y financiera que usualmente suelen usar las empresas, los particulares también pueden optar por hacer uso de ellos como forma de establecer un compromiso de pago y sobre todo tiene la opción de asistir a una entidad financiera o a un banco para solicitar que se descuento, lo que permite recibir dinero de forma adelantada.

Como sucede con las empresa, los descuentos de pagarés entre particulares tiene que tener solvencia de la otra parte, por lo tanto es indispensable si saber si se trata de un pagaré sin recursos o un pagaré con recursos, así como se debe conocer si es a la orden o no a la orden, ya que estos son factores claves para poder cobrarlos después, así que esto obliga a solicitar los documentos necesarios para poder conocer las finanzas y la situación económica de la persona, además de que se deben solicitar los certificados tributarios anuales o trimestrales.

Descuento de pagarés para particulares

Una persona puede tener muchos motivos para solicitar una suma de dinero rápido en cualquier institución financiera o incluso para pedirlo entre amigos o familiares, ya sea porque se necesita evitar un embargo, adquirir un servicio o comprar bienes.

Los descuentos de pagarés se rigen por algunas normas de financiación, pues como es obvio, ningún banco o entidad financiera está dispuesta a arriesgar su dinero sin nada que lo respalde.

Por este motivo es que estas entidades suelen exigir ciertos documentos que constatan la existencia de las deudas, un ejemplo de esto es el Certificado corriente de obligaciones de la Seguridad Social, pues este es indispensable para poder realizar la solicitud de los descuentos de pagarés, ya sea entre familiares entre particulares o entre familiares.

Gracias a dicho certificado se puede detallar la situación económica que brinda la opción de hacer una valoración de la liquidez, así como evita conflictos personales graves, ya que en él se hace una aclaración de que se cumple con las obligaciones que exige la Seguridad Social, garantizando así la devolución del dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.